Una noche más

Aquí estamos una noche más tú y yo,
encerrados otra vez en esta angosta habitación.
Todo está a oscuras, no puedo, no quiero, verte,
pero te siento vivo aquí a mi lado,
noto tu respiración sobre mi cuello,
esperando el momento con tus colmillos al acecho;
saboreando el miedo que, por ti, desprende mi cuerpo.

Sigue leyendo