Del Verano las Promesas

Dejarte el reloj olvidado en una gaveta,
ir con los amigos a conquistar el planeta
y quedarte a mitad del camino en una caleta
donde resulta que el tiempo se congela;
y descubres que en la vida sólo hay una regla:
vivir la vida como esa gaviota que vuela
persiguiendo por el mundo a las mareas.

Sigue leyendo

Anuncios