En tus labios

Tenías veinte años y la felicidad en tus labios;
y dejaste que él te la arrebatara gustosa,
pensando que no sería como los demás,
que quizás la compartiría un poco contigo,
que no se iría una vez obtenido el trofeo.

Sigue leyendo

Anuncios