Función Nocturna

(No entiendo por qué ya no nos atrevemos a tocar
la canción que compusimos aquella noche tú y yo
-y que jamás volvimos a interpretar-.)

Nos espera la Luna en su platea
y en el gallinero se impacientan las estrellas.
¡Vamos!, los dos sabemos que lo harás fenomenal
que no te has olvidado de los pasos
(preocúpate por mi falta de ritmo si acaso)

Escucha la percusión que va sonando:
son los latidos de dos corazones entusiasmados
por escucharse una vez más en este teatro.

El pulso en nada se dispara,
tengo miedo de no tocar bien la guitarra,
acariciar las ebras de tu cabello
y no saber transmitirte cuanto te quiero.

Por favor, no le des aún paso a tus poemas
que tus palabras me hacen perder el control del cuerpo.
Deja que mis labios te besen primero
con tu licor, quizás, se me vayan los nervios.

Sí, ya noto esa sentimiento que lucha por salir de dentro.
Ahora sí, susúrrame lentamente aquellos versos
que me recitaste una noche de frío invierno
y convirtió en verano aquél enero.

Bailemos, por favor, una vez más esta canción;
-la función se ha terminado-
ya las estrellas se van y podemos hacerlo en la intimidad,
sobre el escenario a solas, tú y yo,
sin que nadie nos critique por llevar nuestro compás.
¡A quien le importa el ritmo de la música!
lo importante es saber bailar.

fotografia-artistica-de-boda-mario-miranda-0363

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s