Una sospecha

“Sin duda, nada es más natural hoy día que ver a las gentes trabajar de la mañana a la noche y en seguida elegir, entre el café, el juego y la charla, el modo de perder el tiempo que les queda por vivir. Pero hay ciudades y países donde las gentes tienen, de cuando en cuando, la sospecha de que existe otra cosa. En general, esto no hace cambiar sus vidas, pero al menos han tenido la sospecha y eso es su ganancia.”

La Peste – Albert Camus

Quizás soy yo que tengo una mente demasiado ociosa, una cabeza que se dedica a darle vueltas a tonterías que, en realidad, no tienen ninguna importancia. A veces me siento como el estúpido que trata de ver en la obra del artista más de lo que en realidad hay, más de lo que pretende transmitir el autor. Y, sin embargo, desde que leí La Peste, este fragmento ha asaltado mi cabeza de modo indecente una y otra vez, obligándome a tratar de descifrar cuál es el sentimiento al que se refería Albert Camus, a sospechar con la posibilidad de que sea lo mismo que yo, y seguramente muchos de nosotros, he sentido en numerosas ocasiones. Sigue leyendo

¡Irme, Dios mío, irme!

Quien no quiera huir es que no merece vivir. Sin más. Que huir es de cobardes fue algo que se inventó algún cobarde sin el valor suficiente para huir. Es así. Porque huir no es fácil. Huir es dejar atrás todo lo que tienes, todo lo que eres. Empezar de cero y comenzar a reconstruir toda la tu vida de nuevo. “Salir de la zona de confort”. Y para eso hay que echarle muchos huevos, hazme caso -aunque supongo que tú ya te haces una idea-.

¿Pero quién no se siente tentado a hacerlo? A parte de un cobarde, claro. ¿Quién no quiere tener la oportunidad de olvidar lo que ha sido y nacer otra vez de nuevo?

Sigue leyendo

La Cuadratura del Círculo

Durante años vivimos en un bucle
huyendo uno del otro,
pero sin saber quien era el otro y quien el uno.
Durante años, corrimos, como estúpidos
dando vueltas sobre el mismo círculo
hasta que un día nos cansamos de buscarnos
y, entonces, ocurrió que nos encontramos,
exhaustos, sin aliento, casi sin habla,
pero con mil palabras acumuladas en los labios.

Sigue leyendo

El Valor de Una Palabra

Fue un amor efímero de esos que ahora están de moda,
un flechazo que apenas dura un instante
pero que se repite en el estómago durante horas.

Fue un amor propio de los tiempos de ahora,
que no permiten a uno perder ni un momento
en pararse y disfrutar de esos sentimientos
que nacieron de un cruce de miradas;
capaz de clavar lo visto para siempre en el recuerdo.

Sigue leyendo

Causas y consecuencias

Las cosas nunca salen como uno piensa ¿verdad? Pasamos gran parte de nuestra vida planeando, imaginando, y cuando decidimos pasar a la acción, dar el paso, siempre surge algún imprevisto que lo echa todo a perder. Un fracaso más, una oportunidad menos: y es entonces cuando te cabreas, tu cabeza se llena de remordimientos por lo que pudo ser y de furia por lo que no ha sido; y le echas la culpa a la suerte, esa falsa que nunca esta cuando lo necesitas; y al destino, maldito destino, sabes que no te tiene preparado nada bueno en el camino; y, en general, a todo lo que se te pase por la cabeza que creas que puede tener un mínimo de culpa.

Sigue leyendo